jump to navigation

Equinoccio de Otoño y su significado espiritual septiembre 22, 2009

Posted by Johan Husai in Astrología Occidental Moderna, Calendario Cosmológico Astrológico Acuariano, Cosmología Espiritual Acuariana, Luz de Acuario.
Tags: ,
add a comment

El Equinoccio de Otoño (hemisferio norte)

El Equinoccio de Otoño (hemisferio norte) es cuando el Sol cruza ahora el Ecuador dirigiéndose hacia el Sur, y es en ése punto que sucede que el día es igual a la noche, de allí el nombre “Equinoccio” que deriva del latín “aequs” que significa “igual” y de “nox” que significa “noche”, entonces viene a significar “Igual a la noche”, es pues un día igual a la noche como tal, sucede lo mismo en el Equinoccio de Primavera, salvo que el Sol cruza el Ecuador dirigido hacia el Norte.

Astrológicamente significa una cosa bien distinta el Equinoccio de Primavera del Equinoccio de Otoño, pues hemos de ver el simbolismo referido al Zodiaco Tropical o Zodiaco Simbólico que comienza precisamente en el Equinoccio de Primavera (hemisferio norte), siendo en ése punto el comienzo del Signo Aries, sin embargo es pues en el Equinoccio de Otoño que el Signo en el que el Sol entra es pues mas bien Libra.

Es pues que el Sol cuando entra en Aries en la Primavera, se dirige pues hacia el Norte pasando los Signos de Tauro, Géminis y llega a su momento más elevado en el Trópico de Cancer entrando pues en el Signo que lleva su nombre y de allí comienza a bajar el Sol pero ahora pasando los Signos de Leo y Virgo y finalmente vuelve a cruzar el Ecuador y en ése momento entra al Signo de Libra. Todo éste movimiento del Sol es medio ciclo y medio Zodiaco Tropical también; en todo ése medio ciclo sucede que el Sol se sumergió en la Materia, el Sol que representa al Cristo Cósmico es pues que oscila entre dos planos, la Materia y el Espíritu, que podemos definir que esos dos planos se simbolizan uno en un Medio Ciclo Zodiacal y el otro en el otro Medio Ciclo Zodiacal, es pues que el viaje del Sol de Aries a Libra es representativo de la inmersión del Cristo Cósmico en un plano que en éste caso es la Materia, y es a partir de Libra que el Cristo Cósmico comienza la inmersión ahora en el plano del Espíritu, mas no es el punto máximo aún éste del Espíritu, sino que lo será hasta que el Sol llegue a su punto máximo en el Sur al entrar por la Puerta de Capricornio en el Trópico que lleva su nombre.

Así pues el Sol que representa al Cristo Cósmico en forma microcósmica, sale de la Puerta de Capricornio en su punto Sur máximo en su Solsticio (Sol quieto) que es el punto máximo del mundo del Espíritu, de allí comienza a descender (en sentido espiritual porque materialmente asciende) pasando los Signos de Acuario y Piscis y de allí ingresa en el Equinoccio de Primavera en la Puerta de Aries, allí el Cristo Cósmico muere en el plano del Espíritu y se sumerge en el ahora plano de la Materia, y pasa pues por los Signos de Tauro, Géminis y ahora llega al punto máximo de la Materia que es la Puerta de Cancer en otro Solsticio pero ahora en el punto máximo Norte, y es allí que el Cristo ahora comienza a ascender (espiritualmente porque materialmente desciende) pasando por los Signos de Leo y Virgo y entonces de nuevo entra al plano del Espíritu por la Puerta de Libra en otro Equinoccio pero de dirección opuesta, para desde aquí el Cristo Cósmico ha de ir poco a poco desvistiéndose de la Materia para descubrirse y liberarse de ésta y ser en el Espíritu nuevamente cuando vuelva a la Puerta de Capricornio posteriormente.

Es pues que a partir de Libra el Sol hace su viaje ahora por el plano del Espíritu, es decir lo comienza, pero es también medio ciclo desde San Juan Bautista que es la Puerta de Cancer hasta San Juan Apóstol la Puerta de Capricornio, pero es la Vía del Fuego ésta, mientras es la Vía del Humo la inversa la que es de San Juan Apóstol la Puerta de Capricornio hasta San Juan Bautista la Puerta de Cancer.

Pero también hay otro significado de éste viaje y es la de las Fases de la Conciencia como un Péndulo, similar a las que la Luna hace en forma evidente. Es pues que cuando el Sol pasa a la Puerta de Capricornio la Conciencia es como una Luna Llena y que cuando el Sol entra por Aries la Conciencia es una como una Luna Menguante, y cuando el Sol llega a la Puerta de Cancer la Conciencia es pues como una Luna Nueva, y precisamente es que con Libra la Conciencia es ahora como una Luna Creciente, todo desde el punto de vista del Espíritu. Es así que el Cristo es de Plena Conciencia en Espíritu en Capricornio, que luego es de Conciencia Menguante en Aries pues ahí muere y se encarna en la Materia, y que en Cancer es de Conciencia Nueva pues empieza a despertar su Espíritu aunque está inmerso en la Materia aquí y desde éste punto gradualmente despertará su Conciencia, y es cuando entra en Libra que es de Conciencia Creciente pues ahora se asoma al plano del Espíritu.

Es entonces que la Entrada del Sol en Libra en el Equinoccio de Otoño (hemisferio norte) significa que el Cristo Cósmoco se enfrenta dos fuerzas y dos planos, uno la Materia y otro el Espíritu, es bien simbolizado con la Balanza que es el significado de Libra tal cual, una Balanza, es la Balanza de Día y la Noche, el Bien y el Mal, la frontera exacta entre la Materia y el Espíritu. La regencia de éste signo es Venus, es tiempo de la Armonía Perfecta cualidades que un Venus refinado establece, el ingreso a la Sociabilidad, el disfrute colectivo, ahora el Verano acabó y es tiempo de empezar a interiorizar (asuntos del Espíritu), y son tiempos de compartir y disfrutar las cosechas materiales del Verano, ahora uniéndonos en éste Matrimonio Sagrado de la Naturaleza, donde ambos mundos entran en su vínculo específico, aunque aquí aún el Cristo en Materia no morirá definitivamente sino hasta que el Sol pase por el Signo de Escorpión, símbolo de Muerte definitiva, allí la Balanza se inclinará finalmente hacia los mundos internos o espirituales y se habrá despojado el Cristo Cósmico de toda envoltura material.

Hablando de la Historia de la Humanidad, sucede que cuando comenzaba la Era de Taurus, el Centro de la Galaxia que es como un Sol Mayor y es el Verdadero Cristo Cósmico (macrocósmico comparado al Sol), éste entraba precisamente por la Puerta Simbólica de Libra, allí el Centro Galáctico entraba por el Signo Tropical y Simbólico de Libra, y sucedió que se inauguró el Periodo Creciente de nuestra Raza Aria, en ése tiempo sucedió que Dios había escogido a Abram para hacerlo Grande, lo hizo entrar en Egipto y recibir grandes Tradiciones Iniciáticas, es así que ahora Abraham inicia el Crecimiento Espiritual de nuestra Raza Aria, funda Egipto como Civilización, (ya no solamente como Centro Espiritual Atlante) y es pues que se desarrollan Faraones y un Imperio Agrícola por excelencia, con la influencia tal cual de Venus, en el sentido de crecimiento como es el símbolo de Taurus, un Círculo con una Luna Creciente, con sus consecuentes cultos taurinos de reverencia a Dios a través de los frutos de la tierra, que después como siempre los profanos y otros terminan tergiversando cuando en tiempos finales que agonizaba la Era de Taurus, ya el orden religioso degradado se volvió un Estancamiento y por eso viene Moisés a inaugurar la otra Era, la de Aries.

Es así que Libra es símbolo muy importante en el Zodiaco Tropical y Simbólico, como fiel Puerta de la Dualidad de Materia y Espíritu, la Fiesta del Toque de Trompeta que anuncia éste Equilibrio que nos incita al Crecimiento de nuestra Conciencia que ya debe estar despierta y que debemos celebrar con mucho Gozo, con Meditación solemne. Celebremos pues tomando en cuanta el significado espiritual de éste evento astronómico y astrológico del Año Tropical.

Nota: El mundo o plano del Espíritu también es pues sin más el Reino de Dios tal cual, y es pues cuando el Sol llega a su máximo espiritual en Capricornio que se está simbólicamente y microcósmicamente en pleno en el Reino de Dios, pero que gradualmente desde Libra se comienza a entrar en ese Reino, de esa misma manera en las Eras Astrológicas el Reino de Dios ha estado instaurándose desde la Era de Taurus, por eso Jesús Cristo criticaba a los Fariseos que no dejaban entrar a los hombres en el Reino y ni ellos mismos entraban tampoco, hoy en día el Cristo se manifiesta más profundamente y en forma espiritual, es pues que en el final de la Era de Piscis ya debemos estar mas que preparados e inmersos en ése Reino, pues cuando llegue la Era de Aquarius será en Pleno ese Reino en la Tierra, es pues que el Centro Galáctico entrará por la Puerta de Capricornio Tropical y Simbólico en el llamado Solsticio de Invierno con el Centro Galáctico es una analogía de lo que el Sol hace cada año en cada Solsticio de Invierno pero ahora será con el Centro Galáctico el que marca que definitivamente es el Reino de Dios plenamente a partir de ése punto.

San Juan y Jano, el Solsticio de Verano junio 22, 2009

Posted by Johan Husai in Astrología Occidental Moderna, Calendario Cosmológico Astrológico Acuariano, Cosmología Espiritual Acuariana, Filosofía Espiritual Acuariana.
Tags: ,
2 comments

SOLSTICIO DE VERANO

El solsticio de Verano es un periodo del año que simboliza el regreso del Sol al trópico de Cancer, la entrada del Sol en el signo de Cáncer tropical, cosmológicamente es el Nadir de la Materia, el hundimiento más profundo del Ser en su Conciencia para gradualmente despertar.

Es importante hacer notar que de Solsticio a Solsticio, es decir de Solsticio de Invierno a Solsticio de Verano y viceversa es el verdadero camino del Sol, y no de Equinoccio a Equinoccio, es menester que en el Solsticio de Verano la Vida Nace en Conciencia, empieza el camino evolutivo solar que se completa en el Solsticio de Invierno cuando allí es Plena en Conciencia y de nuevo el Ciclo. No lo confundamos con el Nacimiento del Sol Espiritual que es en el Solsticio de Invierno, en el Solsticio de Verano es el Nacimiento del Sol Físico que gradualmente crece en Conciencia, Crece en Libra al Equinoccio de Otoño, allí el Sol se empieza a sutilizar, a ser más espiritual, hasta que llega el Solsticio de Invierno el Sol nace en Espíritu a plenitud, luego en el Equinoccio de Primavera el Sol muere en espíritu para entonces otra vez encarnificarse en la materia, vuelve el Sol físico a formarse hasta llegar al Verano otra vez donde nace el Sol Físico.

No olvidemos que la Conciencia es inherente al Ser simbolizado por el Sol, sin embargo cuando el Sol se encuentra en su estado más físico está en un sueño del Espíritu, mientras que cuando está en su estado más espiritual está despierto plenamente en Espíritu, y la Conciencia es plena en el Espíritu.

Para comprenderlo pensaremos en el Ciclo Solar como un Péndulo, sí, la Ley del Péndulo. El Ciclo del Péndulo es claro ejemplo en las fases lunares, la Luna Nueva, Luna Creciente, Luna Llena y Luna Menguante. Tal ciclo pendular lo observamos en todos los ciclos, el Día nace a la Medianoche, crece al Amanecer, esplendorea al Mediodía y mengua al Atardecer; de la misma manera el Año solar -tomado en cuenta desde el punto de vista de cercanía al Sol- nace en el Solsticio de Verano, aquí está en Cancer tropical -más lejos la Tierra del Sol- , crece en el Equinoccio de Otoño aquí está en Libra tropical, esplendorea en el Solsticio de Invierno -más cerca la Tierra del Sol-, aquí está en Capricornio tropical, y otra vez de regreso y mengua en el Equinoccio de Primavera con Aries.

El Solsticio de Verano simboliza el Nacer de la Vida Física como tal, opuesto a Capricornio que es el Esplendor de la Vida y en estado espiritual, cosas muy distintas que no es de confundir, mientras en Capricornio la Vida llega a su máximo de Conciencia Espiritual ya despojada de la materia, en Cancer apenas está naciendo su Conciencia y encarnificada en la materia, es como la infancia, cuando recién nacemos, en plena blancura, mientras la vejez es tiempo de falta de vigor físico pero si se desarrolla el espíritu es la figura del clásico hombre sabio.

Cancer contiene simbolizándose con un cangrejo es la concha que contiene todos los poderes fértiles de la Vida, es el germen, la semilla que contiene la latencia vital, el nacer del Ser a la Vida en su despertar de Conciencia. Aquí tenemos a San Juan, Juan, Johan en hebreo, en latín Iano y Ianua la puerta solsticial, una en el Solsticio de Invierno de ahí Enero que es relacionado a Ianua (inglés es más contundente January), y en éste caso la puerta de Verano la del Solsticio de Verano. Siendo pues la de Verano la Puerta de los Hombres y la de Invierno la Puerta de los Dioses. En San Juan la Puerta de los Hombres tenemos encerrado éste misterio de la Vida, el verdadero Nacimiento de la Conciencia desde la Materia cuyo camino comienza aquí para llegar al final a la siguiente puerta “Ianua” la de los Dioses en el Invierno cuando en el Solsticio de Invierno el Sol llega a su máximo de Conciencia al Esplendor de la Conciencia en Espíritu.

En el Año Sideral o Gran Año Platónico encontramos que también como ya lo sabemos ocurren Solsticios Platónicos de la misma manera como un año tropical cualquiera, y éstos son mucho más importantes porque marcan eventos trascendentales para una humanidad.

En éste caso el Solsticio de Verano Platónico del Gran Año Sideral ocurrió hace aproximadamente 13,000 años en la Era de Leo cuando el Centro de la Galaxia se alineó con el Sol en Solsticios de Verano, entonces en aquellos tiempos una humanidad nació, es decir nuestra Raza, la Raza Aria, surgió precisamente, dio comienzo, un Nacer, obviamente después del Diluvio, los atlantes, la Raza Atlante, quedaron destruidos, pero los supervivientes comenzaron, entraron por la Puerta de los Mortales, comenzaron su Camino desde allí hasta su final alguna vez en la Puerta de los Dioses, y que por cierto el tiempo ha llegado, pues está a la vuelta de la esquina, el Solsticio de Invierno Platónico está inminente, el Centro Galáctico se está alineando prontamente con el Sol en Solsticios de Invierno, el Esplendor de la Conciencia de nuestra Raza Aria.

Ahora ya dejamos esa forma primitiva en el Nacimiento de nuestra Raza, cuando comenzamos allá en los lugares fértiles de Asia Central y Medio Oriente, ahora hemos avanzado y aprendido, hemos crecido, nuestra Conciencia gradualmente depertada, fuimos en éste camino del Péndulo del Nacimiento en la Era de Leo en el Solsticio de Verano Platónico, pasamos al Crecimiento en la Era de Taurus con el Equinoccio de Otoño Platónico y ahora el Esplendor, la Plenitud del Ciclo en Solsticio de Invierno Platónico al umbral de la Era de Aquarius, posteriormente iremos al Equinoccio Vernal Platónico en la Era de Escorpius dentro de 6,500 años aproximadamente y será el Ocaso, el Menguar del Ciclo, pero lo aprendido será de mucha riqueza para seguir en ésta evolución y desarrollo de las Almas.

Así pues recordemos con el Solsticio de Verano, el cómo la Conciencia nace, comienza su despertar a la vida, comienza el camino hacia la Plenitud de nuevo como alguna vez de la Plenitud del Invierno gradualmente fuimos durmiendo hasta otra vez estar en el Verano, en un eterno vaivén pendular.

RESUMEN

Diremos que hay dos divisiones principales, Materia y Espíritu; si bien la parte Materia simbolizada por los signos Aries, Tauro, Geminis, Cancer, Leo, y Virgo. La parte Espíritu simbolizada por los signos Libra, Escorpion, Sagitario, Capricornio, Acuario y Piscis. El Sol que es plenamente espiritual en esencia y simboliza el Ser, pasa por todos esos estados, obviamente hay representantes principales de tales estados, mientras Capricornio representa el estado del Espíritu en su estado máximo, Cancer representa la Materia en su estado máximo, es por eso que Capricornio es el Cenit, y Cancer es el Nadir, los otos puntos cardinales Aries y Libra representan estados intermedios de esa diferencia, Aries es un estado entre el Espíritu y la Materia, mientras Libra es inverso un estado entre la Materia y el Espíritu, y ambos signos son los Equinoccios.

Entonces cuando el Sol llega al Solsticio de Verano, entonces se encuentra en el fondo de la Materia, ya encarnado el Espíritu desde Aries, ahora en Cancer encuentra su fondo, lo más profundo, entonces el Espíritu está sumido en la materia plenamente, pero está la Conciencia por despertar después de haber estado dormida. aquí entonces despertará gradualmente, siguiendo un camino, es por eso que aquí nace el Sol Físico, similar a una Luna Nueva, de aquí gradualmente irá despertando, pasando por Leo, y en Virgo su sueño ya no es tan sueño, y en Libra crece el Sol Físico que gradualemente se va sutilizando y haciendo espiritual, pasa Escorpion donde ya murió la parte física definitivamente, el Ser ya está llegando a su plena espiritualidad y Conciencia al llegar a Sagitario, y entonces el Solsticio de Invierno con Capricornio con toda la plenitud del Sol en su forma espiritual y plena Conciencia, para luego menguar en Aries en su forma espiritual y encarnificarse en la materia otra vez, haciendo su trabajo en la naturaleza, el Sol transforma y trabaja en la materia, hace crecer los verdes campos, etc, la fertilidad física, el Sol volcado completamente a la materia para después terminar su trabajo material en Cancer en el Solsticio de Verano de nuevo y comenzar el camino de nuevo hacia el Esplendor espiritual, sutilizandose otra vez, desvistiéndose de la materia gradualmente, y así el camino en un eterno vaivén.

Debemos entender que en todo ésto existe la Ley de los Opuestos, la Dualidad, cuando es el Solsticio de Verano es el Esplendor de la Materia pero el Nadir del Espíritu, mientras que en el Solsticio de Invierno es el Esplendor del Espiritu y el Nadir de la Materia.

Sin embargo siempre es de tomar en cuenta en el sentido del Espíritu, siendo cuatro las fases para el Espíritu, a saber, Cenit (Cumbre, Esplendor, Máximo, Plenitud, como la Luna Llena), Descenso (Atardecer, Menguar, como la Luna Menguante), Nadir (Fondo, Mínimo, Nacer, como la Luna Nueva) y Ascenso (Amanecer, Crecer, como la Luna Creciente)

Pascua de Resurrección (Día de la Primavera) marzo 20, 2009

Posted by Johan Husai in Calendario Cosmológico Astrológico Acuariano.
Tags: , , , , ,
add a comment

El Sol emplazado en Piscis tropical a punto de entrar en Aries tropical, marca el momento de equinoccio vernal. Aries es el signo de la Vida material pero la Muerte del espíritu.

Cuando el Sol hubo entrado al signo de Escorpion en el periodo de medio Otoño, posterior a las Fiestas de las Cosechas, es un tiempo de Muerte de la Materia, por eso Cristo vino a simbolizar su Muerte en aquellos tiempos finales de la Era de Aries, cuando el Centro Galáctico salía del signo tropical de Escorpion y entraba al signo tropical de Sagitario, sincronizandose con el Zodiaco sideral también. En otras palabras el Centro Galáctico estaba exacto entrando a Sagitario tropical y sideral al mismo tiempo pues en ese tiempo el zodiaco tropical era congruente al zodiaco sideral, Aries tropical coincidía con la constelación de Aries, y cada signo era afín a su constelación sideral.

En esa Era de Aries, la Muerte de la Materia Cósmica dio lugar y el nacimiento del Espíritu Cósmico se libera de la Materia para manifestarse en forma superlativa, es por eso que ahora el Espíritu Cósmico el Cristo es aquella fuerza que nos lleva al estado superior y espiritual, mientras que en Eras anteriores, nuestro espíritu estaba duermiendo, es a partir de la Era de Piscis que ya ha sido liberado el Espíritu, similar a una muerte.

Pero la fiesta de Pascua de Resurrección es al revés, es la Muerte del Espíritu que se encarna en la Materia para dar Vida a la materia misma, la naturaleza despierta, el espíritu la anima pues encarna en ella. En eso estriba el misterio.

SIGNIFICADO ESPIRITUAL DE LA PASCUA DE RESURRECCIÓN (Significado macrocósmico y microcósmico)

Mientras en el curso del año tropical en forma microcósmica y en escala macrocósmica el Año Platónico, en el Invierno la Materia está muerta (Era de Piscis hasta Era de Sagitario), pero el Espíritu está vivo y liberado. A partir del Otoño la materia comienza a declinar (Era de Tauro), y el espíritu comienza a despertar de su inmersión material, al llegar el Sol (macrocosmicamente el Centro Galáctico) en el signo de Escorpion tropical (Era de Aries), la materia se desintegra y hay una lucha en la naturaleza, pero ésta muere, al llegar el Sol (macrocosmicamente el C.G.) al signo de Sagitario tropical, la muerte de la materia ya se ha dado (Era de Piscis), entonces el espíritu despierta de su sueño material y entonces resucita a la Vida, pero la Vida espiritual, por eso Sagitario es el signo de la filosofía y el contacto que el espíritu tiene sobre sí mismo, luego sigue su camino el Sol (a nivel macro el C.G.)hacia Capricornio tropical (Era de Acuario), y es allí su cumbre espiritual, pues es el estado cenit, el espíritu es consciente de sí y tiene pleno dominio sobre el mundo, ese estado es el de las Bodas alquímicas, pues el Plomo se ha transformado en Oro, brilla con tanta Luz y Belleza, y también es la maduración y siega, pues quien no logra la alquimia interior, simplemente no se transforma en Oro.

Posteriormente el Sol (a nivel macro el C.G.) sigue su camino hacia el signo de Acuario tropical (Era de Capricornio) entonces es un tiempo de gran delicia y placer espiritual, el Espíritu vive su estado a plena fuerza, es Uno con el Todo, es el Cielo mismo, pleno y perfecto, es el Cosmos en su estado final y completo, de ahí el Sol (a nivel macro el C.G.) parte hacia Piscis tropical (Era de Sagitario) entonces el Espíritu entra a un éxtasis emocional, se percibe finalmente pues se acerca su Muerte en espíritu pues de nuevo ha de encarnar sobre los estados de la materia para seguir creando, sin embargo su felicidad es enorme, entonces el momento de animar la semilla material plantada (previamente en la Era de Acuario) y comenzar a trabajar en ella ha llegado, entonces el Sol (a nivel macro el C.G.) llega al punto equinoccial vernal, y entra en él para sumergirse en la materia (Era de Escorpion) y la vida material comienza a animarse, la belleza física tiene lugar, y la naturaleza se llena de color, pues la materia empieza a ser animada por el Espíritu.

Posteriormente el Sol (a nivel macro el C.G.) se desplaza por los demás signos materiales, de Aries tropical pasa a Tauro tropical y de Tauro pasa a Geminis tropical (Eras de Escorpion, Libra y Virgo), y finalmente llega a Cancer tropical (Era de Leo) donde la Materia a manera de una Flor natural y física se abre completa y madura, pero es el Nadir del Espíritu mientras es el Cenit de la materia, y de aquí vive su delicia material cuando pasa al signo de Leo tropical (Era de Cancer), y posteriormente los signos finales de la materialidad el Sol ( a nivel macro el C.G.) los transita pasando a Virgo tropical (Era de Geminis), luego a Libra tropical y entra en contacto primero y armonía con un asunto de separación entre Espíritu y Materia (Era de Tauro), y éste es el amanecer para el Espíritu, de aquí sigue el camino el Sol (a nivel macro el C.G.) hacia Escorpion tropical (Era de Aries) el combate final de muerte de la materia para nacer en el Espíritu, entonces se desintegra la Materia, y la Naturaleza (Phisis) ya está muerta, de aquí el Espíritu resucita y libera de la materia cuando el Sol transita a Sagitario tropical (Era de Piscis) y el Cristo se hace aparente para morir en Materia y resucitar en Espíritu. Y la historia se repite de nuevo.

En ésta Pascua de Resurrección celebremos o conmemoremos la inmersión del Espíritu sobre la Materia, la Muerte del Espíritu que da Vida a la Materia, pues es la Materia la que es viva gracias al Espíritu Divino.

La celebración de Pascua se puede hacer a partir del equinoccio, y culminando hasta el primer plenilunio después al equinoccio, unh momento correcto para la meditación y concientización acerca de la Vida.

¡Gracias a Dios que con su Espíritu da Vida!

Día del Amor y la Amistad febrero 14, 2009

Posted by Johan Husai in Calendario Cosmológico Astrológico Acuariano.
Tags: , , ,
add a comment

El Sol emplazado en el signo tropical de Acuario, el signo de los Amigos, el amor incondicional y desinteresado, su suave caricia uraniana celeste, liberadora y llena de romanticismo.

Acuario se manifiesta como el signo amigo, signo de aire, la comunicación y asociación a grado superlativo: Acuario yace en el inconsiente colectivo de la Mente Divina como aquel arquetipo de la fraternidad, hermandad sin lazos de sangre, gran asociación superior y noble. De Acuario nace el amor fraternal, la Utopía del Paraíso terrenal donde los seres humanos son humanos en excelencia, progresados, evolucionados, libres, superiores y perfeccionados.

Éste periodo cosmológico del año tropical es una representación microcósmica de cuando el Centro Galáctico transite dentro de más de 2160 años en el futuro en la Era de Capricornio. En aquellos tiempos futuros la Humanidad actual se encontrará en un tiempo maravilloso, utópico y excelentísimamente fraternal, lleno de amor humano y gran desarrollo magno que ahora es casi imposible imaginar. En aquellos tiempos futuros la Humanidad será una Gran Fraternidad, inmersa en un “Gran 14 de febrero”, que fuera del amor romántico solamente, caracterizará el Amor Humano verdadero, aquel que en nuestro inconsciente colectivo yace como arquetipo perenne del dios griego Ouranos o bien Urano, el dios del Cielo, el celeste, el más elevado, el padre de los dioses, el Adam Cósmico siendo Padre de sí y hermano, porque ya es excelso y magníficado.

Eso engloba el 14 de febrero, el tiempo del amor acuariano, a modo de recordatorio o bien predictivo de los tiempos cósmicos. Sin embargo Acuario ama verdaderamente, él no es un amor interesado o bien de naturaleza simplemente de deseo carnal, sino que es algo más que eso, es el amor puro y hermandado, el amor que fuera de cualquier cosa es el amor fraternal universal que completa la creación, el amor pleno celeste, es el amor de la creación entera, el amor cósmico, aquella que hace progresar a grado superlativo la Gran Obra, siendo Acuario el representante del Todo Cósmico, el Universo Completo.

Éta es una fiesta que debería ser muy importante para una Identidad de Fraternidad, pues es totalmente correspondiente con los Ideales humanizadores de la Era de Acuario y Capricornio.

Ésta fiesta es una extensión de la regencia de Saturno que trasciende y transmuta a Urano, aquella fuerza inconsciente que plenifica y logra su propósito de fraternalización.

En las Era de Acuario encontramos que el Centro Galáctico transita Capricornio Tropical, con lo que la fuerza saturnal conjugada con la fuerza de Urano de la constelación sideral de Acuario, entran en un maravilloso juego que hace madurar a la cosecha de la Viña, y es la siega propiamente, porque los frutos se dan realmente, (por eso Saturno se representa con su guadaña porque es un símbolo principalmente agrícola y es representación de la siega arquetípica del Fin de los Tiempos).

Es al tiempo de la Era de Acuario que entonces se separa la mala hierba de los frutos, y se recogen los frutos buenos, por eso también es juicio para muchos, sin embargo una vez superada esta fase que va de la mano con el perfeccionamiento de la Humanidad, el Centro Galáctico pasa al signo de Acuario tropical en la Era de Capricornio, entonces en aquellos tiempos, la Humanidad ya es excelsa y en aquel tiempo el arquetipo de Urano rige poderosamente. Para ése tiempo la Humanidad actual es perfecta y totalmente plena en su nivel, siendo totalmente una sola Hermandad o Fraternidad Humana, siendo el alcanzar pleno de un Linaje o Humanidad, es la meta y propósito finalmente completado.

En un horóscopo Acuario sería la Casa Once, y ésta casa es la de la plenitud humana, la comunidad, y manifestación superlativa de los dones de una persona.

Por eso celebremos con esa noción éste 14 de febrero, rememorizando aquel arquetipo celeste, en éste periodo del año cuando el Sol camina por la Casa de los Amigos Fraternales, el Universo Completado.

Así sea.

La Navidad y su significado metafísico diciembre 7, 2008

Posted by Johan Husai in Calendario Cosmológico Astrológico Acuariano.
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
add a comment

Navidad que viene del latín “nativitas” que significa natividad, nacimiento. Pues quiere decir que es un momento de nacimiento que en éste caso se refiere al nacer del Sol, pues cada 23 de diciembre y no el 25 como es celebrado actualmente, pues el momento correcto es al solsticio de invierno.

Erróneamente se celebra el nacimiento de Jesús Cristo, pero es un craso error, pues él ni siquiera nació en ése día, de hecho es probable que él naciera un 22 o 23 de noviembre más bien dicho, al signo de Sagitario Tropical hace más de 2000 años cuando el Centro Galáctico conjuntó la entrada del Sol en Sagitario en la Sincronía de los Zodiacos Sideral y Tropical.

Sin embargo la confusión viene de ciertas cosas similares y analógicas. Sucede que el Solsticio de Invierno propiamente es el final de un ciclo y comienzo de otro, pues el Sol es Nuevo ése día, su fuerza simboliza una renacer, un reordenamiento, etc. la energía de Capricornio da entender ése día que se han madurado todas las cosas y es tiempo de otra vuelta nueva del ciclo.

Por eso es también la celebración del Sol Espiritual, el Ser del Sistema Solar que ha llegado a su punto mayor y entra a su nueva reordenación.

Si bien tal Solsticio Invernal se celebra cada año tropical, también tiene su aplicación analógica macrocósmicamente en el Año Platónico de 26,000 años. De la misma forma el Año Platónico sabemos que termina en el Solsticio de Invierno con el Centro Galáctico conjunto lo que se llama un Solsticio Invernal Platónico Galáctico; Solsticio Platónico Galáctico porque el Centro de la Galaxia conjunta al Solsticio de Invierno Tropical y no confundir el Gran Solsticio Galáctico que se da también en un Ciclo Mayor cuando el Año Galáctico de 200 millones de años termina también, ése es un ciclo que por ahora no se revelará aún, que aunque se conoce científicamente en su duración, no se develan sus misterios, si bien pues existen Superzodiacos es decir Zodiacos además de los conocidos por ahora, llamadas las Ruedas todas, ruedas dentro de Ruedas, así está formado y tan bien estructurado nuestro Sistema con la Galaxia y Universo al que pertenecemos, mas todo eso está velado por poco, pues será revelado muy pronto.

EL SOLSTICIO DE INVIERNO (entender por la intuición y se entenderá)

El Solsticio Invernal simboliza la Cumbre, el Punto más elevado de la Conciencia Solar, el momento de plenitud e iluminación mayor, como la Luna Llena, en su plenitud, en su luz plena, así es el solsticio invernal, la plena conciencia más posible de alcanzar de un ciclo. Capricornio simboliza en la Montaña el macho cabrío alcanzando el Cielo, la unión de la Tierra con el Cielo, el puente entre ambos mundos, arriba y abajo, la grandeza y podería mayor alcanzada, el climax, el Cenit, el Mediocielo.

Cuando celebramos la Navidad celebramos ésa fuerza plena de conciencia y maduración y también refundamos otro ciclo que ha de terminar con sus resultados cuando vuelva otra vez el Solsticio Invernal, un Nuevo Hijo, un Nuevo Ser alegórico que habrá de vivir durante el ciclo hasta que temine otra vez y haya llegado a su plenitud final, y así repitiéndose cada vez.

El Solsticio de Invierno, es la Cosecha del Espíritu, lo sembrado en el Año cuando empezó, es la Cosecha de la Viña del Señor, cuando él viene y cosecha, cuando la jornada termina para entrar al Descanso o Sabath, el Día de Saturno, la Edad de Saturno.

La cosecha no de los frutos materiales, sino de los frutos espirituales. Saturno es allí encarnado por el Sol ése día -sobre todo al tiempo del Solsticio de Invierno Platónico-, y ejerce de juez, el severo y estricto Saturno, duro y castigador, mas recompensador para el que dio frutos.

El Señor le da a uno cinco talentos, a otro dos talentos, y a otro un talento, según la habilidad de cada uno, se va al extranjero y les deja a su cargo los talentos; el primero va y lo invierte y obtiene cinco talentos más, el segundo también y ganó dos más, pero el que recibió uno fue y cavó la tierra y lo guardó allí; luego vino el Amo; llega el primero, el Señor le dice: Bien hecho, fiel mío has ganado cinco más. Viene el segundo y le dice: Muy bien entrarás en mi descanso y gozo has ganado dos más en mi ausencia. Luego viene el tercero y éste le dice: Amo yo sabía que tú no cosechabas lo que sembrabas y por eso fui y guardé lo tuyo- entonces el Amo le dice: ¡Vaya Indolencia!, ¿cómo pudiste creer que no vendría a cosechar, y cómo creiste que no sembraba?. Entonces fue echado a la oscuridad, pues el que tiene ha de ganar según lo sembrado. Por eso es Juicio el Solsticio Invernal, quienes hayan dado a sus hermanos los conocimientos propios para evolucionar, serán semejantes al que recibió los cinco y dos talentos y los invirtieron.

Los talentos simbolizan el conocimiento para el desarrollo espiritual de la evolución humana, los que lo reciben deben ir e invertir tales conocimientos difundiéndolos, ayudando en la evolución de sus congéneres, quienes ocultan tal conocimiento cuando debe ser difundido, o bien no lo imparten verdaderamente son semejantes al que recibió un talento. El Amor es la enseñanza final que debe ser impartida. Más culpa tiene aquel que sabe que aquel que ignora, Causa-Efecto es para quien sabe, mas bien que para quien ignora. El Señor semejante a Saturno el severo, el juez, el estricto, recompensa a quien ha ayudado a cosechar los buenos frutos.

Éso es el Solsticio Invernal, la maduración y el final del Ciclo, el Sabath, el Descanso. El Gozo y Gloria para los Hombres bienaventurados y plenos de espiritualidad, cuando han cumplido con la Viña del Señor.

NAVIDADES O SABATHS MICROSÓSMICOS Y MACROCÓSMICOS (Misterios Calendáricos muy importantes, velados por un tiempo, saldrán a la luz pronto con mayor claridad)

En un Año tropical el Solsticio de Invierno es un momento anual y común en un plano microcósmico, mas en un plano macrocósmico existe también. Cada Año Platónico al Solsticio Invernal con el Centro de nuestra Galaxia que es también una Navidad Platónica que ocurre por más de 70 años de solsticios invernales con el Centro de nuestra Galaxia, es un evento magno cada 26,000 años, ése es un periodo especial pues el Año Platónico termina realmente y comienza el otro. Es una Verdadera Navidad, pues nace la Nueva Simiente o Linaje. Ése es el verdadero símbolo y recordatorio de cada Navidad.

Cada Navidad celebramos que llegue el Nuevo Linaje, que venga también la Nueva Raza algún día y que también dentro de mucho más tiempo llegue el Nuevo Reino. Ahora por poco celebraremos -bien y ése es el punto de vista verdadero- la fundación del Nuevo Sexto Linaje comenzando la Navidad Platónica desde el invierno del 2012.

Por poco ahora que el Centro Galáctico saliendo tras de Escorpión Sideral y pronto en Capricornio Tropical en un Solsticio de Invierno, se funda el Sexto Linaje de la Quinta Raza aún.

Un día el Centro Galáctico estará bien dentro y detrás de Sagitario Sideral, entonces se fundará la Sexta Raza.

Otro tiempo (dentro de mucho tiempo todavía) alguna vez Mazaloth (la Rueda) se habrá movido y el Centro Galáctico entrará -aparentemente pues está fijo- detrás de Capricornio Sideral, tal cual evento mucho más noble que será la Navidad Galáctica, se fundará la Séptima Raza y será el Descanso y Sabath Mayor, allí por poco comenzará el Sexto Reino al término de la Séptima Raza del Quinto Reino actual.

Ruedas dentro de Ruedas, así es nuestro Universo. Dios bendiga.

Las Edades Planetarias octubre 19, 2008

Posted by Johan Husai in Calendario Cosmológico Astrológico Acuariano.
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
add a comment

Las Edades Planterias son Siete principales y primarias y Dos alternas y superiores, es decir en total Nueve y corresponden a la regencia de las Eras y la posición del Centro Galáctico en cierto signo tropical.

Definamos principalmente que en Astrología Occidental, que es la que tomamos en cuenta en todo esto, se utilizan dos Zodiacos: el Zodiaco Sideral y el Zodiaco Tropical. El Zodiaco Sideral es la franja y Zodiaco particularmente astronómico de constelaciones verdaderas o siderales que están muy lejos del Sistema Solar, que inclusive sólo se ven así desde la Tierra. Ciertas constelaciones que sólo son así en apariencia desde la Tierra, contienen estrellas que inclusive distan unas de otras muy lejos entre sí y de hecho no están unidas realmente entre ellas en el mismo grupo.

El Zodiaco Tropical es otra cosa, éste es a imitación del Zodiaco Sideral, una franja imaginaria por donde orbitan los planetas aparentemente y que rodea a la Tierra, que corta al ecuador, pues rodea a la Tierra en forma casi diagonal con respecto al ecuador. El Punto Vernal es el lugar de corte Este de esa franja lo que define que sea el equinoccio de primavera en ese punto, pues cuando el Sol transita por ese punto, el tal está a mitad de la Tierra y los días y noches duran lo mismo principalmente en el Ecuador.

Resulta que ese Punto del Equinoccio de Primavera los astrólogos lo conocemos como grado 0° de Aries (los astrónomos lo conocen como hora 00.00.) y a partir de allí hasta completar la eclíptica total se definen los doce signos tropicales completados en 360° y cada uno 30°.

Entonces cuando se hable de las constelaciones estaremos hablando del Zodiaco Real o Sideral; y cuando hable de los signos tropicales me referiré al Zodiaco Tropical.

LAS EDADES PLANETARIAS

Las Edades Planetarias como ya lo he dicho se definen en base a los astros-planetas que rigen a ciertos signos específicos. Son Siete Principales y Dos alternas más que son superiores. En total Nueve.

Regencias

Neptuno: Piscis

Urano: Acuario

Saturno: Capricornio y Acuario

Júpiter: Sagitario y Piscis

Marte: Aries y Escorpio

Venus: Tauro y Libra

Mercurio: Géminis y Virgo

Luna: Cáncer

Sol: Leo

Tomando en cuenta ésas regencias entonces nos quedará más claro todo.

Para definir las Edades debe tomarse en cuenta también la posición del Centro de la Galaxia. Éste Centro es análogo al Sol de nuestro sistema, solo que marca y señala cosas más grandes. La precesión de los equinoccios hace que el Punto Vernal se mueva muy lentamente con los años en retroceso con respecto al Zodiaco Sideral. Por eso es que las Eras van al revés de cómo el sentido cósmico normal del Zodiaco Tropical, es decir por ejemplo de Aries a Piscis y luego a Acuario.

El movimiento del Punto Vernal se debe a la inclinación del eje de la Tierra y al giro del mismo. Como sabemos, el eje de la Tierra es oblicuo y tiene una inclinación de 23° 27´con respecto a la vertical. El eje de la Tierra también tiene un movimiento de rotación comparable al de una peonza. Este movimiento de tambaleo del eje de la Tierra, que es muy lento, produce el fenómeno de la precesión: el movimiento de retroceso del Punto
Vernal sobre el fondo de estrellas fijas o constelaciones. Para dar una vuelta completa, es decir, para pasar a través de todas las constelaciones, el Punto Vernal emplea 25.817 años a la velocidad actual de tal precesión.

En la actualidad, el eje de la Tierra describe un movimiento circular normal. El movimiento de precesión tarda 2.151 años en recorrer una doceava parte del círculo. Es decir, la velocidad del Punto Vernal es de 50,2 segundos de arco por año (71,7 años para recorrer 1°). Ésta es la realidad en la época actual. En los próximos 100 años esto no cambiará. Pero dentro de 5.000 ó 10.000 años la velocidad puede ser distinta. Entonces una vuelta completa del movimiento de precesión, es decir, un Año Mundial, que en la actualidad dura casi 26.000 años, puede ser que sólo dure 21.000 años o que dure 30.000 años. Hoy no lo podemos saber.

Sin embargo los cálculos que se han hecho se basan en la velocidad normal y actualmente conocida que hace la precesión del Punto Vernal. Y todo lo definido en tiempo en cuanto a las Eras que vienen y las pasadas con respecto a sus duraciones son relativas a esa velocidad. Por lo tanto no deben tomarse como definitivas en su duración, sino relativas; pero su significado no cambia, solo cambiaría su duración.

Ahora bien tomando en cuenta tal precesión del punto vernal, ahora entenderemos el movimiento del Centro Galáctico. El Centro de la Galaxia es una región que se encuentra entre la constelación de Escorpion y la constelación de Sagitario. Ésa zona es pues el Centro Galáctico, y está fijo, en analogía al Sol, que también está fijo en su centro.

Por otro lado en analogía al Sol, el Centro Galáctico también se mueve “en apariencia” por todo el Zodiaco Tropical. Esto se debe al movimiento de precesión del punto vernal del que ya hemos hablado. Así a la misma velocidad tomada en cuenta que tarda el Punto vernal en completar un ciclo, el Centro Galáctico transita regularmente cada signo tropical por 2,151 años. Y el Zodiaco Tropical entero sería completado en los 25,817 años del ciclo total de precesión del Punto Vernal.

Por tanto, a ese ciclo puede llamarse que es un Gran Año, análogo al Año de 365 días del Sol. Entonces el Gran Año que también se le llama Año Platónico y Año Mundial, define un ciclo muy importante de los sucesos terrestres. Presenta igualmente Cuatro Estaciones, y Doce Meses Mundiales; y por ende su Primavera, Verano, Otoño e Invierno Platónicos. Siendo los Meses Mundiales el tránsito aparente del Centro Galáctico por cada signo del Zodiaco Tropical.

Las Estaciones Platónicas

Primavera Platónica (Era de Escorpion, Libra y Virgo; Centro Galáctico en Aries, Tauro y Géminis tropicales.)

Verano Platónico (Era de Leo, Cáncer y Géminis; Centro Galáctico en Cáncer, Leo y Virgo tropicales.)

Otoño Platónico (Era de Tauro, Aries y Piscis; Centro Galáctico en Libra, Escorpion y Sagitario tropicales.)

Invierno Platónico (Era de Acuario, Capricornio y Sagitario; Centro Galáctico en Capricornio, Acuario y Piscis tropicales.)

Como podrá verse, en cada estación platónica se notará que existen los mismos regentes que corresponden tanto a la Era como al Signo tropical del Centro Galáctico. Como ejemplo cuando es la Era de Virgo, el Centro Galáctico transita a Géminis tropical, ambos regidos por Mercurio. Y así en las demás Eras.

En el caso de la Era de Leo y Cancer, sucede una dualidad, transitando el Centro Galáctico respectivamente Cáncer tropical y luego Leo tropical, los regentes se mezclan dualmente, primero Luna-Sol, y luego Sol-Luna. Ése es un periodo muy especial sin duda de despertar de la conciencia.

En el caso de la Era de Acuario y Capricornio ocurre una duplicación, transitando el Centro Galáctico respectivamente en el tiempo Capricornio tropical y luego Acuario tropical, entonces es un periodo doble de la misma regencia de Saturno mas aparte corregencia de Urano.

Además de esas sincronías cíclicas, existen cuatro periodos correspondientes a las Cuatro Estaciones Platónicas mencionadas; tales periodos son Caída o Nadir, Ascenso, Cumbre o Cenit y Descenso que se presentan también en un Año trópico de 365 días en forma análoga.

Primavera Platónica es el Periodo de Descenso.
Verano Platónico es el Periodo Nadir.
Otoño Platónico es el Periodo de Ascenso.
Invierno Platónico es el Periodo de Cumbre.

En el Año trópico no confundamos que por ser el Verano la época en que mayor radiación solar hay, sea el Periodo análogo para ser Cumbre, no, sino que la luz espiritual es mayor a la luz física. Por eso el Invierno aunque sus carencias físicas y faltas de vitalidad material, es el periodo en realidad de mayor plenitud espiritual, por eso el hecho de celebrar al Sol Espiritual en la Navidad, pues es el día de mayor fuerza espiritual. Lo mismo con respecto a la Primavera, que parece revivir y pareciera ser el Periodo Ascenso, en realidad no lo es, sino es el Periodo de Descenso espiritual; el Ascenso espiritual sucede en el Otoño realmente.

Estos Cuatro Periodos aplican tanto en un Año trópico de 365 días definido por el Sol de nuestro sistema, como para el Gran Año o Año Mundial del que se definen sus estaciones y periodos por el Centro Galáctico en la completa precesión equinoccial.

Ahora bien las Edades Planetarias se presentan en la combinación de Eras con Meses Platónicos del Centro Galáctico. Las Siete Edades presentan dos sentidos, de ascenso y de descenso o bien evolución e involución.

Edad de Saturno (sólo es plena y doble.) Edad de Urano (alternativa)

Comienza en la Era de Acuario al entrar el C.G. en Capricornio tropical hasta que culmina la Era de Capricornio ya transitado el C.G. por Acuario tropical.

Podría considerarse que la Edad de Urano alternativa sólo comenzase cuando el C. Galáctico entrase en el signo de Acuario tropical en la Era de Capricornio; antes de ese evento sólo sería la Edad de Saturno sóla.

Edad de Júpiter (de involución o descenso.) Edad de Neptuno (alternativa)

Comienza al tiempo de la Era de Sagitario cuando el C.G. entra en Piscis tropical, y culmina al tiempo de la Era de Escorpion cuando el C.G. ha transitado Piscis tropical.

Se podría considerar que sólo en la Era de Sagitario cuando el C.G. entra en Piscis tropical comienza la Edad de Neptuno alternativa.

Edad de Marte (de involución o descenso.)

Comienza al tiempo de la Era de Escorpion cuando el C.G. entra en Aries tropical conjuntando el Punto Vernal, y termina al tiempo de la Era de Libra y el C.G. transitado Aries tropical

Edad de Venus (de involución o descenso.)

Comienza al tiempo de la Era de Libra cuando el C.G. entra en Tauro tropical. Termina al tiempo de la Era de Virgo y el C.G. transitado ya Tauro tropical.

Edad de Mercurio (de involución o descenso.)

Comienza al periodo de la Era de Virgo y el C.G. entrando en Géminis tropical. Culmina al tiempo de la Era de Leo y el C.G. transitado ya por Géminis.

Edad Lunar-solar (de involución profunda a despertar.)

Comienza al tiempo de la Era de Leo y el C.G. entra en Cáncer tropical. Culmina al tiempo de la Era de Leo cuando el C.G. ya ha transitado Cáncer tropical. La Era de Leo dura más (por el tamaño de las Constelaciones) aún con respecto al tránsito del C.G.

Edad Solar-lunar (de despertar a evolución.)

Comienza al tiempo de la Era de Leo cuando el C.G. entra en Leo tropical. Culmina al tiempo de la Era Cáncer-Géminis (un solapamiento de Eras) cuando el C.G. ha transitado Leo tropical.

Edad de Mercurio (de evolución o ascenso.)

Comienza al tiempo de la Era Cáncer-Géminis cuando el C.G. entra en Virgo tropical. Culmina al tiempo de la Era de Tauro cuando el C.G. ha transitado ya Virgo tropical.

Edad de Venus (de evolución o ascenso.)

Comienza al tiempo de la Era de Tauro cuando el C.G. entra en Libra tropical en oposición al Punto Vernal. Culmina al tiempo de la Era de Tauro aún cuando el C.G ha transitado ya Libra tropical.

Edad de Marte (de evolución o ascenso.)

Comienza al tiempo de la Semi- era de Tauro-Aries (solapamiento de las dos Eras) cuando el C.G. ya había entrado en Escorpion tropical. Culmina al tiempo de la Era de Piscis ya transitado el C.G. por Escorpion tropical.

Edad de Júpiter (de evolución o ascenso.)

Comienza al tiempo de la Era de Piscis cuando el C.G. entra en Sagitario tropical. Aquí ocurre una sincronía con el zodíaco tropical y sideral en analogía con la posición que el Centro Galáctico tiene en el Zodiaco Sideral; es decir, el Centro Galáctico se encuentra fijo entre las constelaciones de Escorpion y Sagitario, de la misma manera al tiempo que comienza ásta Edad de Júpiter, el Centro Galáctico se encuentra entre el signo Escorpion y Sagitario tropicales haciendo una analogía con respecto a la posición real o sideral del Centro de la Galaxia.

Por tanto ésta analogía no es cualquier cosa, entonces correponde muy bien al tiempo del nacimiento de Cristo. Cristo siendo una representación de la fuerza divina sobre la Tierra y su correspondiente mensaje. Cristo encarna esa sincronía y viene a difundir el verdadero mensaje de misericordia y amor jupiterianos que purifica, educa, y eleva la formación de la humanidad. Jesucristo también trae el mensaje propio de la Galaxia.

La Edad de Júpiter termina al tiempo de la Era de Acuario cuando el C.G. ha transitado Sagitario tropical.

Edad de Saturno (plena y doble) Edad de Urano (alternativa)

Comienza al tiempo de la Era de Acuario cuando el C.G. entra en Capricornio en una Gran Navidad Platónica o Solsticio de Invierno Platónico. Culminará al tiempo de la Era de Sagitario cuando el C.G. haya transitado a Acuario tropical.

Las Edad de Urano alternativa comenzaría al entrar el C.G. en Acuario tropical.

Y el ciclo sigue de nuevo ahora en descenso otra vez, y así sucesivamente.

SOLAPAMIENTOS Y DURACIÓN DE LAS ERAS ASTROLÓGICAS

Sucede que la duración de las Eras aparte de ser definidas por la velocidad de la precesión del Punto vernal, también depende de su tamaño físico. En el Zodiaco Tropical los signos miden lo mismo cada uno, pues son la división equitativa cada una de 30° para completar doce dentro de un círculo de 360°. Pero en cuanto a las constelaciones siderales, éstas no son regulares, sino que tienen diferentes tamaños, además inclusive algunas invaden a otras; esto hace que en ciertos periodos el Punto Vernal se encuentre apuntando a dos constelaciones al mismo tiempo entre sus fronteras de cada una. Esto hace que se definan Semi-eras, o pequeñas Eras dentro del comienzo y final de algunas Eras, o bien el solapamiento entre dos Eras.

Eso hace que las energías de ambas Eras se mezclen y completen fuerzas finalizadoras y preparativas para los comienzos y finales de las Eras correspondientes. También debemos entender que de por sí las Eras no duran cada una lo mismo. La única duración regular es la de los Meses Mundiales y esto por la cuestión del Zodiaco Tropical que sí es regular, definiéndose los Meses Mundiales por el tránsito aparente del Centro Galáctico por los signos tropicales a la velocidad de la precesión equinoccial del Punto Vernal.

CONCLUSIÓN

Todo éste conocimiento es una acumulación de la ciencia filosófica astrológica, que al tiempo en que nos encontramos nos cae muy bien para comprender los cambios y ciclos sobre ciclos.

Podemos ver que las analogías que se presentan en el microcosmos y macrocosmos cuya comprensión ha sido desde tiempos antiguos por algunos iniciados, ahora pueden ser estudiadas y deben de ser así, porque al tiempo que nos encontramos ya es posible profundizar y los seres humanos están cada vez más preparados para adquirir su madurez como seres humanos propiamente.

Los escépticos son muchas veces solo ignorantes y carentes de la visión filosófica que implica y se necesita para comprender las leyes de la naturaleza y el Cosmos; que no es como la ciencia materialista supone, un conjunto de leyes de azar, no, sino que existe un orden bien dispuesto y supremo a todo lo que existe que configura y organiza en ciclos para manifestar un mundo espiritual en primordialidad sobre mundos y planos materiales.

Que el conocimiento astrológico no sea cualquiera cosa para usarse en forma mediocre y negativa que solo da de qué hablar mal de ella, sino para el uso competente educador acerca de la manifestación del Mundo Arquetípico sobre la materia y nuestra realidad de existencia.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.